Pony Club

ponyclub.PBC.1

Futuros jinetes y amazonas que disfrutan lúdicamente del contacto con los ponis mientras adquieren un profundo conocimiento de la práctica ecuestre.

Baby Pony

ponyclub.BP.25

Desde los 3 años, en el BABY PONY de S’HORT VELL, los niños y niñas inician el contacto con los ponis. Con ejercicios de psicomotricidad, y por medio del estímulo que esta relación les ofrece, van adquiriendo conocimiento de su esquema corporal. Trabajan la lateralidad y, desde el punto de vista del desarrollo cognitivo, los permanentes estímulos táctiles, olfativos, cromáticos que ofrece el trabajo al aire libre, en plena naturaleza y en contacto con los ponis, hacen que, además de iniciarlos en una futura práctica deportiva, los ayuden en su desarrollo armónico, tranquilo.

Artículo de prensa sobre el Baby Pony de S’HORT VELL.

Juegos en poni

ponyclub.PG.7

Desde los 5 años podemos decir que se inician los rudimentos de lo que será más tarde su base para la equitación. Normalmente, ya tienen la autonomía suficiente para mantenerse montando su propio poni durante las clases. Los niños y niñas aprenden, jugando, a gestionar su equilibrio; se van ampliando los periodos de concentración sobre el poni; pueden dirigirlo e interactuar con otros compañeros en el desarrollo de juegos, siempre guiados y estimulados por el monitor.

Antes, durante, después…

ponyclub.DSC_0007

Desde su llegada a S’HORT VELL los pequeños jinetes y amazonas desarrollarán de manera autónoma una serie de actividades: antes del inicio de la clase se llevan a cabo las rutinas de limpieza y preparación de los ponis y de su propio atuendo (casco, chaleco protector, etc.) Durante el desarrollo de la clase serán actividades para el aprendizaje de la correcta dirección y relación con el poni dentro y fuera de la pista, siempre con un marcado componente lúdico. Finalmente, después de la clase, se desviste el poni y se ordenan todos los elementos utilizados.

Trabajo pedagógico y preparación

Nuestra actividad con los más jóvenes tiene una apariencia de espontaneidad y naturalidad conseguida con un trabajo de preparación de los monitores y el apoyo de nuestro equipo de psicólogas, fisioterapeutas y pedagoga. Con dedicación y entusiasmo estos profesionales han elaborado un bloque de fichas pedagógicas de equitación. A través del conocimiento y la correcta valoración de los objetivos generales y específicos adaptados a la equitación, no se deja espacio a la improvisación y los avances se realizan metódicamente, respetando las capacidades que permite cada edad y cada situación.

Crecen los niños, y así también su actividad y responsabilidad

ponyclub.PBC.4

A medida que el niño crece se va adaptando la montura (altura del poni o caballo) a su envergadura, de forma que en todo momento disponga del compañero adecuado para desarrollar la práctica deportiva de la equitación.

Los jóvenes jinetes y amazonas llegan a manejar con naturalidad bases de doma y salto, realizan ejercicios en el cross, juegan a horseball… En definitiva, aprenden a montar a caballo a través del juego, pero con fundamentos de respeto al animal y al medio en el que desarrollamos nuestra actividad, ejercitando de la forma más natural los principios necesarios para la práctica ecuestre.

Asimismo, en S’HORT VELL se fomenta la participación de los alumnos en diferentes talleres, durante los que se preparan concursos y exhibiciones. La formación que reciben pone énfasis en algo muy importante: que se presenten con la autovaloración de que se ha preparado correctamente la actividad y que el éxito debe ser fruto de un trabajo consciente, un esfuerzo adecuado al objetivo previsto y a las características de cada uno.

Nuestro objetivo es formar y tener con nosotros jóvenes jinetes y amazonas capaces de disfrutar del contacto con el caballo y del conocimiento profundo de la práctica ecuestre en sus distintas modalidades, formando un binomio que colabore mutuamente y trabaje con alegría y complicidad.

Enlace a la galería de fotos

Volver arriba